Mariano Acosta 

Comienzan los alegatos en el segundo juicio del caso Gorosito

Los alegatos en el segundo juicio oral que se les sigue a once ex policías bonaerenses y una mujer acusados del crimen del joven Fabián Gorosito, secuestrado, torturado y asfixiado en 2010 en la localidad de Mariano Acosta, comenzarán este martes en los tribunales de Morón, informaron fuentes judiciales.
En el primer debate realizado en 2013, todos los imputados fueron absueltos pero luego esa decisión fue revocada por el Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires, que ordenó que se lleve a cabo un nuevo proceso.
El segundo juicio comenzó en agosto y está a cargo del Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de Morón, integrado por los jueces Marcos Lisa, Agustín Gossn y Carlos Torti, mientras que la fiscalía está representada por Antonio Ferreras.
Según las fuentes, el fiscal alegará este martes a partir de las 10, en el segundo piso del edificio judicial situado en Rivadavia y Almirante Brown, en tanto que el particular damnificado y las defensas lo harán en los días subsiguientes.
Los doce imputados son juzgados por los delitos de “torturas seguidas de muerte y privación ilegal de la libertad” en perjuicio de Fabián Gorosito (22) y llegaron a este nuevo debate en libertad.
Y en el caso de los once ex policías, estos se encuentran suspendidos de sus funciones en la fuerza.
La principal hipótesis de los investigadores apunta a que los efectivos secuestraron, torturaron y mataron a Gorosito para vengarse de que éste mantenía una relación amorosa con la novia de uno de ellos.
Los imputados son los policías Adríán Giménez, Pablo Nievas, Raúl Ortíz, Cristian Fortunato, Luis Fernández, Hernán Oviedo, Gabriel Sánchez, Leonardo Ose, Ruben Villalba, Marcelo Dipierro y Gonzalo Cueli; y la civil Aixa Soledad Sosa, ésta última novia del primero.
Tanto la familia Gorosito como varios de los testigos tienen custodia policial ya que denunciaron que durante el juicio recibieron amenazas.
“Fabián era padre de un nena. Hoy no tengo a mi hijo y mi nieta tampoco tiene a su padre vivo. Todos queremos justicia”, dijo a Télam María Teresa Viera, madre de la víctima, quien avaló la hipótesis de la venganza por una cuestión sentimental.
En ese sentido, la mujer sostuvo que los imputados llevaron a su hijo a la comisaría de Mariano Acosta en un falso procedimiento de averiguación de paradero.
Viera está representada por el abogado particular Silvio Alfonzo, quien alegará el miércoles y tiene previsto solicitar prisión perpetua para los acusados.
El hecho ocurrió el 15 de agosto de 2010, cuando Gorosito, quien trabajaba en un frigorífico situado en la estación de Agustín Ferrari, apareció muerto en un descampado ubicado en calles Gabriel Mistral y 24 de Noviembre, junto a las vías de la ex línea Belgrano, en dicha localidad del partido del Merlo, en la zona oeste del conurbano.
Según los pesquisas, el joven había ido a comprar a un kiosco y allí fue interceptado por policías a bordo de un auto particular y dos motos.
Posteriormente, Gorosito fue llevado a la seccional local donde se cree fue torturado, tras lo cual lo llevaron malherido hasta el descampado donde finalmente lo asfixiaron.
En principio, los policías trataron de hacer pasar el hecho como un accidente producto de una intoxicación y posterior caída a una zanja, pero los peritajes establecieron que sufrió severos castigos antes de ser asesinado y que murió por asfixia mecánica.
Las principales pruebas en contra de los imputados son seis testigos que vieron cómo los policías lo interceptaron, otro que advirtió que se lo llevaban a la comisaría y una mujer que vio cuando lo tiraban en una zanja.
Sin embargo, el TOC 4 de Morón absolvió a todos los acusados por falta de pruebas, lo que generó incidentes en el tribunal con los familiares de la víctima que repudiaron dicha decisión, la cual fue apelada por la fiscalía ante la Sala II de Casación Penal que finalmente la revocó.

Fuente Cablera Telam

Related posts