Política 

El calendario electoral se definirá después de marzo

“La candidatura más importante es la de Mauricio Macri y ya se definió. El resto de las candidaturas y el calendario electoral es una discusión para el año que viene. Hoy no está en la agenda de la gente ni en la mía”, dijo la gobernadora María Eugenia Vidal en medio de las especulaciones por un posible desdoblamiento de las elecciones.

En este sentido, insistió en que Macri “tiene que ser reelegido” y que por su parte cumplirá el compromiso con los bonaerenses de “no ser candidata a presidente el año que viene”.

“Los bonaerenses saben que los he defendido todos estos años y lo voy a seguir haciendo. Además, voy a cumplir el compromiso que tomé con ellos y que no tomó ningún otro gobernador: no ser candidata a presidenta el año que viene”, apuntó en entrevistas con Clarín y La Nación.

En cuanto a la posibilidad de adelantar las elecciones en la Provincia, la Gobernadora señaló que “todas las opciones están abiertas y son posibles”, aunque aclaró que “todavía no es momento de discutirlas” ya que “hoy las elecciones no están en la agenda de la gente” ni tampoco en la de ella.

Según Vidal, la estrategia del calendario electoral y las candidaturas es algo que se resolverá “con el Presidente, con el Gobierno nacional, en el ámbito de Cambiemos, como en 2015” y no habrá definiciones “por lo menos hasta marzo”.

“Los candidatos no los define la política sino la gente”, remarcó al ser consultada por la eventual candidatura de la ex presidenta y senadora Cristina Fernández de Kirchner y si ello beneficiaría al Gobierno bonaerense.

“Hoy hay un sector de la sociedad que quiere que Cristina sea candidata, y eso es independiente de lo que piense cualquiera”, al igual que “hay un sector que quiere que Mauricio sea candidato”.

Para la gobernadora bonaerense “ya no hay aparatos partidarios ni asambleas ni reuniones que los definan. Es la sociedad”.

Consideró que Cambiemos sigue expresando “lo que los argentinos querían en 2015 y lo que siguen creyendo, aún con errores y aciertos y con todo lo que nos queda por hacer” para lograr “una Argentina sin mentiras, sin corrupción, con obras de verdad y no con carteles”.

“Si algo quedó claro en estos años es que en Cambiemos no hay alguien que decide y los demás vamos a aplaudir a la Casa Rosada. Todos tenemos capacidad de discutir, de plantear diferencias y de llegar a acuerdos”, advirtió Vidal.

Más allá de eso, las elecciones de 2019 aparecen a la vuelta de la esquina y en la Gobernación no quieren dejar nada librado al azar. Por ello, la mesa chica de Vidal trabaja para buscar una salida que no impacte en la contienda bonaerense y a la vez sea de utilidad para la disputa nacional.

En definitiva, en calle 6 dan por sentado que el andar electoral de Vidal no sufrió el impacto que sí recibió el Presidente. Por ese sentido, según comentaron a, dan por sentado que puede asegurar un triunfo “holgado”. Para ello, la papeleta corta es clave.

La jugada es doble. Si bien la líder bonaerense del Pro cuenta con un buen acompañamiento provincial, ir de la mano de Macri en una boleta larga podría tener un efecto residual y descontar votos producto del malestar nacional.

“Si desdoblamos las elecciones, ganamos muy tranquilos y damos una contundente victoria”, explicó  uno de los integrantes de la mesa chica de estrategia política de Cambiemos en la Provincia.

La lectura es similar a la realizada por el peronista de La Pampa, Carlos Verna. El gobernador pampeano adelantó las elecciones a febrero (internas) y 19 de mayo (general). El objetivo es que el primer triunfo del año electoral sea peronista y servir de palanca.

Así también lo entiende Vidal y compañía. Por eso sostienen que “si le sirve a Mauricio, lo hacemos”. Ganar en Provincia y que, con el triunfo fresco, la mandataria sea quien apuntale la campaña nacional ante un Macri con la necesidad de mejorar la imagen.

Desde el Ejecutivo aseguran que a diferencia de las PASO bonaerense, donde para su eliminación se necesita modificar las leyes electorales, adelantar los comicios solamente necesita una firma de Vidal. Un decreto de la Gobernadora es lo único que necesita la Provincia para que sus elecciones sean separadas de las nacionales, sostienen.

No obstante, habría que modificar la legislación orquestada por Néstor Kirchner y Alberto Balestrini, que ata a las elecciones provinciales de las nacionales.

De esa manera, la rosca para definir el escenario electoral 2019 gana los tiempos de la Provincia de Buenos Aires. El gobierno busca renovar su mandato y sumar los porotos para que Macri siga cuatro años más.

Fuente  LaTecla.info

Related posts