You are here
Intendentes K Opinión Política 

El cisma parece inevitable: Intendentes kirchneristas se distancian de Menéndez

Nadie se atreve a  decirlo en voz alta todavia , pero es evidente la disparidad de criterios entre diferentes sectores del peronismo supuestamente unidos en Octubre pasado. La derrota electoral puso  de manifiesto que no eran pocos los que ya  no veían con buenos ojos el liderazgo de la ex Presidenta Cristina Fernández  a la que  habían apoyado días antes. La noche misma de la elección se notó claramente la ausencia de  la mayoría de los intendentes peronistas  que habían apoyado a Unidad Ciudadana por sobre el candidato del peronismo Florencio Randazzo; entre ellos el posteriormente consagrado presidente del PJ bonaerense Gustavo Menendez.

En una nota  publicada el 28 de Diciembre titulada ” Peronismo votó dividido el pacto fiscal ” informábamos  de un bloque llamado Unidad y Renovación que lideraba Gustavo Menéndez que votó  a favor y otro  de  Unidad Ciudadana que lo hizo en contra en el recinto provincial, donde funcional divididos. lo que da a entender a las claras la realidad de las diferencias de ambos sectores.

Una de las que si estuvo aquella noche  fue la intendente de La Matanza Verónica Magario,  quien junto a Walter Festa (Moreno), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada) y Paco Durañona (San Antonio de Areco) visitaron la ciudad de Resistencia para el 140 aniversario de su fundación y aprovecharon para mostrar el incipiente grupo alejado de la conducción del PJ bonaerense en el que, además de Rodríguez Saá, también se encuentran el ex jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el gobernador de Chaco, Domingo Peppo; y el ex compañero de fórmula de Daniel Scioli, Gabriel Mariotto.

Tras el encuentro en Chaco, Rodríguez Saá afirmó sobre la unidad del peronismo:“Estamos desunidos y hay que empezar a tejer que hay 2019, en unidad, presentando un programa optimista para los argentinos. Con estos elementos, tenemos que elegir una metodología para solucionar el problema de las candidaturas, con elecciones o consenso sobre una persona. Quisiera tener ese orgullo y ese honor. Las personas tenemos que hablar al final. No soy kirchnerista, ni lo fui. Pero esa rivalidad ya fue, el peronismo está en juego”. Y agregó: “Pretenden un 2019 sin el peronismo, y esa la primera cuestión que tenemos que superar. Muchos dirigentes estaban tristes, pero hay candidatos; por eso hay 2019 y lo tenemos que escribir como si fuera un graffiti”.

 

Por su parte, Durañona explicó: “Conformamos una mesa, hay un Grupo Resistencia. Vamos a convocar a un gran encuentro de la militancia peronista federal el 10 y 11 de marzo en San Luis, para empezar y debatir entre nosotros esto. Pero el motor fundamental es ganar en 2019”.

 

“Estamos envalentonados, las posibilidades de ganar en 2019 son absolutamente ciertas. Si el peronismo se ordena y logra encontrar a los representantes con una mirada superadora, sin lugar a dudas hay 2019”, agregó Durañona.

 

En tanto, Magario, quien también es presidenta de la Federación Argentina de Municipios, mantuvo una “larga charla” con el gobernador Peppo con quien dialogó acerca de la “necesidad de generar una coalición de trabajo entre los gobernadores y los intendentes para enfrentar el difícil escenario económico y evitar que el ajuste que hace el gobierno nacional recaiga sobre los trabajadores, la clase media y los más vulnerables”.

Fuente: M e L y Anticipos

Related posts