P.A.S.O: La conveniencia todo lo puede

OPINIÓN

Uno de los temas que que promete ofrecer mayor debate en este 2021 que se aproxima es el de la eliminación o no de las PASO elecciones primarias abiertas  simultaneas y obligatorias.

La incorporación de este sistema creado por ley 26 571 en 2011 tenía como objetivo institucionalizar la democracia interna de los partidos y agrupaciones políticas en pugna, darle mayor participación a los partidos chicos, ofrecer transparencia a la puja  partidaria de cada agrupación entre tantos otros.

Nueve años después la realidad nos ha demostrado otra cosa. La mayoría de los partidos políticos , fueron evitando paulatinamente las internas para no debilitar a sus partidos,  comenzaron a presentar listas únicas y  terminaron tomando las PASO como una gran encuesta nacional, costeada obviamente por el Estado. Esto determinó que ya no se tratase de una pre elección que eliminaba postulantes sino  todo lo contrario,  elevada al rango de puja política los resultados alcanzaban una trascendencia casi definitiva.

El mejor ejemplo de esto fueron las primarias de 2019 donde el gobierno de Mauricio Macri  sufrió una derrota abultada, muy por encima del 7% con el finalmente perdió y generara una disparada de precios y un descontrol de la economía que terminamos sufriendo la gran mayoría de los argentinos , no los o políticos obviamente,

Desde antes de esa elección se escuchaba decir a diferentes dirigentes y funcionaros de Cambiemos sugiriesen la conveniencia de eliminarlas  alegando el alto costo de las mismas, fue en ese momento cuando los integrantes de la oposición peronista, rechazaron esta alternativa   por  anti democrática, oportunista, ventajera y algunos otros calificativos más.

El tiempo pasó, cambio el gobierno, llegó la pandemia y  esta eterna cuarentena devenida luego en cuasi cuarentena, y finalmente en que cada uno haga lo que se le der la gana;y todo cambió.

Ahora resulta que los que se opusieron a  discutir la posibilidad de anular las PASO son los primeros que alegan el enorme costo que significa hacer dos elecciones prácticamente iguales y los que sostenían esta postura, tildan a los otros de  oportunistas y ventajeros.

Y entonces uno tiene derecho y argumentos como para preguntarse, cuáles son las convicciones de nuestros dirigentes, sus ideales, sus perspectivas. Sin un día dicen una cosas y algo más de un año después dicen todo lo contrario, generan confusión, o lo que es peor confirman algunas suposiciones mal intencionadas que dan cuenta de que en realidad la única ideología de muchos de nuestros legisladores es la conveniencia.

El tema se  debatirá en el congreso suponemos, y seguramente allí escucharemos los argumentos sesudos y encarnizados, al igual que ocurrirá por estos días con el aborto, y luego por algún otro tema  también sumamente importante de esos  que no le cambian la vida a nadie.

Mientras tanto en nuestra Argentina el 40% de los habitantes somos pobres, el 50% de los niños están mal alimentados, tememos los más altos índices de desocupación el años, las expectativas de un futuro promisorio son casi inexistentes, la depresión en personas mayores a 35 años aumenta de manera exponencial, el estado sigue teniendo  superpoblación de funcionarios y las dietas de los políticos han sido lo único en el país no no se ha deteriorado ni un poquito.

 

 

 

Compartí aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *