Barrio Arco Iris 

INTENTARON DISPARARLE Y SE SALVÓ PORQUE LA BALA NO SALIÓ

Una mujer fue interceptada por delincuentes cuando llegaba a su casa. Al gritar para pedir ayuda, decidieron escapar y a lo lejos intentaron dispararle con la suerte de que la bala nunca salió.

El hecho sucedió en el barrio Arco Iris, más precisamente sobre la calle Curuzu cuatia, a unas 30 cuadras de la ruta 7.

Allí, un grupo de delincuentes siguió a una familia, que se transportaba en una camioneta, para robarles dinero. Al llegar a un kiosco, la familia desciende del vehículo para comprar, y se ven acorralados por los ladrones que a punta de pistola les exigen dinero en efectivo.

En este contexto, Alejandra, la víctima que se encontraba con sus hijo de 8 y 12 años, comenzó a gritar para pedir ayuda y al complicarse la situación para los malvivientes, uno de los ladrones le gatilló el arma en la cabeza a la mujer, pero afortunadamente el disparo no salió.

Todo quedó captado por una cámara de seguridad, que colocó el mismo kiosquero luego de sufrir varios asaltos.

Sector Prensa

Related posts